Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

DESCUBRE VILLANUEVA DE LOS INFANTES

«Llámese Villanueva de las Musas, y no de los Infantes Villanueva»… Así describía nuestra villa Lope de Vega. Villanueva de los Infantes es uno de los Conjuntos Históricos-Artísticos mejor conservados del Renacimiento y Barroco manchegos. Ciudad monumental y literaria, cuna de Don Quijote y última morada de Francisco Quevedo. Adéntrate entre sus rincones, y déjate llevar en un viaje único al esplendor artístico y cultural del Siglo de Oro.

El Lugar de La Mancha

Villanueva de los Infantes es, según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, el Lugar de La Mancha del que Cervantes no quiso acordarse en El Quijote, aquel en el que situó el punto de partida de las aventuras de su ingenioso caballero. La huella de la hidalgía manchega que Cervantes inmortalizó en su universal obra sigue presente en las calles de Infantes, pasando por la Casa del Caballero del Verde Gabán, en la que el propio Cervantes también se inspiraría para retratar en su novela la morada de Don Diego de Miranda.

Corazón del Siglo de Oro

Villanueva de los Infantes fue uno de los mayores exponentes del esplendor del Renacimiento y Barroco en La Mancha, siendo el principal foco cultural de la provincia de Ciudad Real durante el Siglo de Oro. Desde la escuela de gramática de la Casa de los Estudios, que acogía las tertulias de los más ilustres autores de la época, hasta el Convento de Santo Domingo donde pasó sus últimos días el escritor Francisco de Quevedo. Déjate sorprender por el lado más literario de Villanueva de los Infantes.

Historia grabada en piedra

Además de su herencia literaria del Siglo de Oro, Villanueva de los Infantes es también un importante conjunto histórico representativo del barroco y renacimiento manchegos, lo que convierte a un paseo por sus calles en un auténtico viaje en el tiempo. Su trazado urbano es muy simétrico y ofrece numerosos lugares de interés arquitectónico. En las fachadas de sus múltiples palacios y casas señoriales se conservan más de 250 escudos que nos cuentan las historias de las familias más nobles de la villa, y también de las más humildes.

Vídeo: Forjado por hidalgos